Así nace Victoria Vielle

A

Nace Vielle

Este proyecto nace a partir de un cajón de madera
RÚSTICA que yo tenía en mi cocina actual.

Era un cajón muy especial.

Lo guardaba desde pequeña con mucho cariño. Lo recibí cuando yo tenía 8 años cargado de dulces y golosinas navideñas de alguien muy especial, mi abuelo.

Por circunstancias familiares mi madre no tenía la abundancia suficiente para comprarnos a mi hermano y a mí, todos estos extras. Pero mi abuelo todas las navidades nos mandaba, diferentes cajones siempre repletos de cosas ricas. Éste, en concreto, nunca me deshice de él.

Tenía algo especial para mí, una imagen increíble de “La Familia”. Una pintura armoniosa y maravillosa llena de alegría; paz y bienestar. Me cautivaba tanto que supongo que esa fue la razón de guardar el cajón con tanto amor. Ahora, después de tantos años, he encontrado el porqué.

Tras largo tiempo viniendo conmigo, Ahí estaba en la cocina en un rincón, siempre desordenado y con cosas que ni se utilizaban. Cuando Jackie, mi perrita, llegó a nuestras vidas decidí cederle aquel cajón.

Al principio, se  mantenía bastante ordenado con sus primeras correas y sus primeros abriguitos. Sin embargo, según Jackie fue creciendo, sus cosas también lo hicieron. El cajón volvía a estar sin ordenar y de alguna manera, aquello llamó mi atención completamente.

Pensé que la manera ideal de poder almacenar todas y cada una de sus cosas, sería disponiendo de un pequeño mueble organizador que me lo permitiera. Así que, me puse manos a la obra y lo busqué, por uno y por mil lados sin encontrar una solución posible.

De esta manera, con una historia mágica nace el primer producto de Victoria Vielle: Dog‘Or, el mueble organizador para la mascota que todos hemos soñado alguna vez.

Pero como todas las nuevas aventuras en esta vida y con un gran empujón de energía, una mañana cuando me levanté tuve claro mi objetivo. Crearía el primer mueble organizador para la mascota.

El cambio

que necesitaba

Mi nombre es Victoria Sanz y llevo toda una vida dedicándome a la belleza, en concreto a la estética profesional.

Hace dos años vi una luz maravillosa. Necesitaba y quería por todos los medios un cambio en mi vida. Pensaba en mil formas para hacerlo sin encontrar la manera. Pero qué suerte que un día sin pensarlo mi vida dio ese giro y no imaginas de qué manera.

Un 28 de diciembre del 2015 estaba en Cádiz con mi familia y entré en una tienda de animales. No sé muy bien la razón, pero ahí estaba; buscando algo que tuviera vida y que me alegrara los días. Nunca había tenido ninguna mascota y no tenía idea que se podía sentir. La dependienta Estefanía que ya nos conocíamos, me dijo muy sutilmente «tengo una perrita». «¿Qué raza es?» le pregunté. Es un carlino, me contestó.

No lo había escuchado nunca, no sabía de qué estaba hablando. El único perrito que yo me había fijado era en los yorksire, algo pequeño y manejable.

Entonces fue cuando me puso a la perrita en mis manos y me quedé sin palabras para poder transmitir lo que en ese momento pude sentir. Tan solo pensé: es una vida. Y en ese mismo instante dije: es mía, me la quedo. Es para mí.

La llegada de Jackie a nuestras vidas tuvo momentos muy duros. Los primeros días y los primeros meses no sabía cómo educarla, tratarla y cuidarla. Era un mundo totalmente desconocido para mí. Como en otros momentos de mi vida, decidí acudir a los mejores profesionales y así contacté con Ismael. Le contraté y su ayuda fue esencial para conseguir que Jackie sea ahora la perrita tan equilibrada que es.

Jackie ha sido mi inspiración y es mi motor para muchísimas cosas y frentes en mi vida. Si quieres conocer todo lo que me ha inspirado Jackie, no dudes en descubrir toda la colección de Victoria Vielle. Accesorios y organizadores para la mascota que te enamorarán.

Mi

motor

Apenas rozaba los 400 gramos cuando llegó. Pequeña, con todavía olor a cachorro y sin destetar, enamorándonos con un solo golpe de vista. Así llegó Jackie a mi vida.

Jackie es ahora una carlina de dos años que ha conseguido convertirse en mi motor.

Testaruda y cabezota como su raza señala, goza de una educación exquisita que la convierte en una perrita dócil y cariñosa.

Sin embargo, Jackie también es caprichosa y el orden y la disciplina son parte de su día a día. Le gusta pasear y disfrutar de la tranquilidad. Viaja con nosotros siempre a todos los lados y es un miembro muy importante en nuestra familia.

WhatsApp chat